AMAR EN TIEMPOS REVUELTOS.

image

Ellos. Tal para cual. Dos amantes bajo el frío invierno de París. Besándose. Mostrando el amor que se procesan. Han congelado su tiempo mientras todo a su alrededor sigue. Es el poder del amor.

Los viandantes no se percatan de lo que está sucediendo. O quizás están muy ajetreados para admirar todo este derroche de romanticismo a plena luz del día. Dos desconocidos a los ojos del mundo, que muestran lo más importante para ellos, sus sentimientos.

Ella, una joven alocada que perdió la cordura por un amor de primavera. Él, dispuesto a quererla más de una primavera, prometió que la iba a querer durante el frío invierno francés y el cálido verano egipcio. Un amor sin barreras, sin tapujos.

Hasta el fin del mundo, se decían. En aquellos años el amor retumbaba por cada parte de sus poros. Se lo demostraban día a día. Él le decía que la quería cada día. Nunca se cansaba de decirle lo guapa que estaba recién levantada. La trataba como una reina. La piropeaba cada vez que tenía oportunidad. Ella, cautivada de pies a cabeza de aquel hombre que le robó el corazón un cálido día del mes de Mayo.

Pero los años pasan y, con ello las actitudes de las personas. Él no estaba atento de ella. No la cuidaba como al principio. Y ella, aún seguía dándole oportunidades a pesar de sus innumerables tropiezos. Se iban abandonando por momentos. Él no se daba cuenta, pero la perdía cada día un poco más. Con cada palabra que se cruzaban abrían cada vez más la brecha…

Ella, lloraba cada noche al recordar todos los momentos que había compartido junto a él. Mas una noche cualquiera, él la escuchó llorar a raudales. Al abrir la puerta, la mujer se secó las lágrimas y le dijo con voz rotunda: “Puedes irte, seguir tropezando con piedras y continuar mintiéndome y yo seguiré aquí, a tu lado, apoyándote en los momentos difíciles y diciéndote que es mejor sonreír que llorar”. Él, le contestó con un tórrido beso y le susurró al oído, como en los años atrás, “Te amo”.

Fdo. Hablando Balleno.

Anuncios

6 Respuestas a “AMAR EN TIEMPOS REVUELTOS.

  1. Estoy con Manu, esas lagrimas son el sintoma de que ese amor solo se quedó en la fase de enamoramiento y no evolucionó, no hay que aferrarse, si no se suelta no te podrá venir algo mejor…como dice la canción que tanto te gusta “A veces hay que perder para luego poder ganar”.

    Chu!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s