QUERIDO SANCHO PANZA:

Eres mi fiel escudero que decidió acompañarme a salir en busca de aventuras con su jumento a pesar de que no comprendieras mis ideales. Intentas disuadirme para evitar conflictos y complicaciones, pero bien sabes que “pierdo los sentíos” por luchar en las causas perdidas. He querido pelear con molinos y allá me has escoltado. No sin antes, decirme que no sucumbiera a mis delirios.

Me has proporcionado ese baño de realidad cuando perdía la cordura aun cuando te enredabas en mis pensamientos porque no los entendías. No obstante, siempre me has ofrecido tus opiniones al respecto, de forma clara y concisa.

A veces, actúo sin ver que puedo caer en una piscina sin agua, lo que me lleva a sufrir innumerables fracasos. Y tú estás ahí, a mi lado, preocupándote por mí. Haciéndome reír y mostrándome tu buen y gran corazón.

quijote

En todas estas batallas que hemos cabalgado juntos, nunca me has abandonado. Aun sabiendo que me iba a tropezar. Eso te hace más maravilloso aún, amigo. Siempre justiciero y buscando el bien con todas tus fuerzas. Sin detenerte ante nada ni nadie. Te propones enfrentarte con todo aquello que pueda hacerte un caballero andante del siglo XXI.

Y… ¡escúchame! Olvídate de ser un personaje ficticio, porque eres un ser humano de carne y hueso. Se acabó eso de ser mi escudero, seamos escuderos. Uno del otro, para cuidarnos mutuamente del mal ajeno. Lo necesito. Lo necesitamos.

Para mi amigo, Az.

Fdo. Hablando balleno.

Anuncios

Una respuesta a “QUERIDO SANCHO PANZA:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s