ROMPIENDO CON LOS TÓPICOS

Nunca creí que fuese a escribir un diario. ¡Eso es de chicas, no de chicos! Estoy harto de los típicos tópicos…Escuchar que los hombres no sabemos hacer dos cosas a la vez, me pone de los nervios. No es cierto. Ahora mismo ando escribiendo y escuchando música y, que yo sepa, son dos cosas totalmente distintas.

He de aguantar que me digan que no se poner una lavadora ni planchar sin cargarme una camisa…Pero… ¿qué os creéis? Uno también tiene corazón y sentimientos…

Hoy, me dieron ganas de salir a buscarte una vez más pero no tuve el valor de salir por mi puerta…No soy capaz, por eso he decidido plasmarlo todo en un diario, ¿por qué no?

trantow-lechtenbrink-bruecke

Quizás, algún día te lo muestre pero…ahora no. ¡No estoy preparado! Te iré escribiendo cómo me siento cada vez que te veo, cómo me haces sentir y cuántas cosas haría por ti…porque el amor nos vuelve locos a los cuerdos y a los locos los vuelve más locos…

Miré hacia atrás porque adelante me daba miedo

la más tierna mirada desapareció junto ese beso

las hojas siguen volando en el viento,

y la conciencia dice adiós. Hola, sentimiento.

 

Adiós le digo a Dios, no vuelvas,

miré hacia atrás porque estabas demasiado cerca.

¿De mi? No, de esta verdad tan incierta

las nubes no muestran luz, y el sol no despierta

 

Vuelve, vuelve, pero vete lejos

de los besos, de los álbumes viejos.

Lejos, pero hoy estás tan cerca

demasiado cerca.

 

No sé quién soy, ni tampoco quiero saber quién eres

ni por qué puedo mirar adelante,

hasta nunca, mi mente se expande

¿Quién eres? ¿Por qué de ti soy un títere?

 

Miré hacia adelante porque no tenía ojos,

miré hacia atrás, y veía demasiado nítido,

la lluvia es fría, y hoy no siento cobijo

adelante, voy, en pos de despojo.

 

Miré hacia atrás porque adelante me daba pánico,

¿Quién esta adelante? ¿Quién quiere ir adelante?

¿Quién va a matarte, recuerdo?

Yo no quiero,

olvido.

 Lo he decidido. ¡Sí, voy a verte! ¡Ahora es el momento! Corro por la carretera ansioso por admirarte, me doy prisa. No sé si estás, pero aun así no me importa. Tengo que verte.

Llego a la puerta de tu casa, taquicárdico. No sé cómo actuarás, ni cómo lo haré yo. Toco el timbre, pasan segundos hasta que alguien me abre. No eres tú. Tu hermano me mira desconcertado y va a buscarte mientras me quedo estático. Escucho tus pasos al bajar la escalera. El corazón me late muy fuerte, tanto que noto que de un momento a otro se va a escapar y me va a dejar a solas contigo. Me miras, te devuelvo la mirada y, no sé qué palabra gesticular…

Pienso rápido. Intento comprender qué hago aquí. ¿Se lo diré? Pero… ¿exactamente cómo debería decírselo? ¿Me comprenderá? Tengo tanto miedo a su actitud después de este acto de valentía que le inserta un golpe a los tópicos…

 

Fdo. Hablando Balleno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s